¿Sabes que ingenioso dispositivo une y estiliza 2 partes de una tela?

La pista: dientes por fuera  y lengua colgando, que sube y que baja de vez en cuando ¿Ya adivinaste?

Popular y utilitario para los hombres. Aunque a veces se atasque y los oprima. Para nosotras, una coqueta  insinuación a que nos ayuden a unirlo o separarlo.

Es el cierre, zipper, cremallera, o relámpago. Ingenioso y fantástico invento, que revolucionó la industria textil del siglo XX, y ahora ha extendido su uso a una gran multitud de objetos. Perfeccionado por el ingeniero de origen sueco Gideon Sundback, quien lo evoluciona hace más de 80 años. Hermético elemento que era inicialmente de metal,  para cerrar las botas, bolsas de tabaco, sacos de correo, uniformes militares y exploración submarina. Este cierre en plástico, se usó para los trajes con los que el hombre llegó a la luna.

Disfrutemos su etimología:

Cremallera proviene del griego kremastê, y significa “que cuelga” En francés Crémaillère se designaba a la cadena metálica, de la que colgaba la olla sobre el fuego de la chimenea.

Zipper es un anglicismo. Es la onomatopeya zip, sonido que viene de la rapidez con que se accionaba el cierre.

Relámpago le llaman en unos países hispanohablantes. En otros, usan la palabra francesa éclair, que es la traducción de relámpago, obvia metáfora de la prisa o velocidad.

Sabes que ingenioso dispositivo une y estiliza 2 partes de una telaEn el mundo actual de la industria del vestido, este magnífico invento, se presenta en todos los colores. Los hay de nylon, poliéster, rayón, metálicos, “invisibles”, unos se abren por los 2 extremos o se usan como elemento decorativo.

Te cuento que en Ecuador, cuando ÉL por distraído lleva el cierre abajo, se recurre discretamente al dicho: La botica abierta, el doctor durmiendo y la enfermera viendo.

¡Este es el cierre! Gracias por tu visita

¡Y en la boutique – tami te esperan las novedades que acaban de llegar!

En la categoría de Como cuidar tu ropa  viene el artículo  5 consejos para tus cremalleras ¡Espéralo!

tami       reinventa tu guardarropa

Cómo cuidar tu ropa, Permalink

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *